Astucia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA   Los ojos dicen mucho de una persona y de un animal. Tanto en la vida cotidiana como en una fotografía. El zorro que fotografié es un confiado zorrito que estaba sentado a un borde de la carretera. Logramos que se acercara cuando lo tentamos con un bocadillo de salchichón, acto que aproveché para hacerle una buena foto con bastante zoom. Mientras hacia fotos uno de mis amigos me capturó con su móvil mientras estaba echado sobre el suelo. Se pude ver el zorro, sin miedo, a pocos metros de mi ubicación. Merida, Maiden, Monfragüe - 141 Para terminar la entrada os dejo con otras fotos que tomé del zorro, pero que no tienen la calidad de la primera. Sin título-1