El Valle de Nuria


Valle de Núria

El Valle de Nuria, llamado así por la leyenda que habla del descubrimiento de un peregrino de una talla de la Virgen de Nuria y su posterior fundación de un lugar de culto, es un valle de pirineo catalán inaccesible en coche, ya que los únicos caminos que permiten el acceso al santuario, a las instalaciones turísticas y a el embalse son unos pequeños senderos para caminantes y un tren cremallera que une el Valle de Nuria con Ribas de Freser, algo mas de 1000 metros mas bajo.

El sitio es el ideal para que cualquier pastorcillo/campesino/peregrino que haya bebido un poco mas de lo normal encuentre la excusa perfecta para suponer que una digestión difícil sea una aparición de la virgen. Los prados verdes, con ocasionales bosques de pinos, la gran cantidad de flores y las vacas que pastan tranquilamente a sus anchas nos ofrecen un sitio dónde de verdad parece que podemos ser capaces de desconectar del mundo de lo permanentemente conectado. La verdad es que creo que hace mucho tiempo que visité el valle, hace como unos 10 años, y debería de volver, sólo por que un entorno natural así vale la pena.

No he estado nunca en época de esquí, pero supongo que el invierno mejor evitarlo.

Flor Valle de Núria

En el Valle de Nuria también podemos encontrar magníficos ejemplares del Lilium pyrenaicum o Azucena de los pirineos, herbácea de porte alto y vistosas flores, que crece, como su nombre indica en los Pirineos, así como en la cornisa cantábrica, siempre a gran altura.

Anuncios

¡Mas orquídeas!

Ophris speculum

No puedo evitarlo. La semana pasada subí una foto de una Ophris speculum, una orquídea europea que imita a las abejas y las engaña con su labelo velloso y sus coloraciones tan llamativas. La anterior foto la realicé con el móvil, así que he vuelto a la misma zona para hacer una serie de fotos mejores con mi cámara reflex.

Esta vez he encontrado muchas mas plantas en el campo, al menos he podido contar casi 10 pies, de los que al menos 4-5 estaban en floración (con el tallo floral ya emergiendo de su bulbo).

Su época de floración normal esta comprendida entre mediados y finales de marzo, y debido a las altas temperaturas de este año en España se han adelantado casi un mes. Esperemos que su insecto polinizador, Dasyscolia ciliata, no falte a su cita.

P.D. Por si no os habéis dado cuenta, el epíteto ciliata y el borde velloso de esta orquídea nos indican que la avispa polinizadora debe de tener unos preciosos pelos o setas.

Ophris speculum – Foto de la semana 7

Ophris speculum

El pasado miércoles tuve un rato libre por la mañana así que me fui hasta el cabo de Santa Pola, para pasear por los alrededores del faro. Hacía un día bonito, de febrero, pero con sol. Tanto que me senté al borde del acantilado para comerme un par de mandarinas frescas y dulces.

Paseando me encontré con una pequeña Ophris (reconozco que este género me encanta, y las busco allí por dónde voy) y como no llevaba la cámara de fotos a mano, al final le hice unas cuantas fotos con el móvil (con desigual resultado). Es característico de esta especie, Ophris speculum, el colore azulado de su labelo y las vellosidades marrones de su margen. El ejemplar de la foto es pequeño, pero cuando están completamente desarrolladas se ve bien su parecido con una abeja.

Como empezó todo

Nepenthes miranda

Nepenthes miranda, híbrido de planta carnívora (N. maxima x N. northiana) en el Jardín Botánico de Madrid (creo que la foto es de enero de 2005). A muchos nos fascinan las plantas carnívoras. Quizás atraídos por la curiosidad en un primer momento, es fácil sorprenderse con la variedad de estrategias de captura que utilizan para retener y digerir a sus presas.

No es una gran foto, pero supuso que ganara el premio de fotografía del departamento de Ecología de la Universidad de Alicante en 2005. El premio era una máquina compacta Canon, la primera cámara digital que he tenido. Lo cierto es que viniendo del mundo de las cámaras réflex (la primera que cogí es una de mi madre, que todavía tenemos guardada y que sin duda funciona perfectamente), una compacta me ofrecía poco, aunque la estuve exprimiendo durante varios años, al final terminé por caer en una réflex digital.

Lo cierto es que no hay color entre lo que ofrecían por aquel entonces las digitales y lo que permiten hacer ahora. Sin duda hoy cualquier cámara incorporada en un teléfono móvil ofrece mas definicion y luminosidad que aquellas primeras compactas. Ni que decir tiene sobre las cámaras con carrete, cuyo coste de revelado ya las hace insostenibles.

 

Orquídeas en Burgos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las orquídeas me parecen unas plantas muy impresionantes. Y no es por que las flores sean más o menos llamativas (que lo son) si no por las particularidades de su polinización, pues suelen engañar a insectos para que las confundan con miembros de su especie y realicen una pseudo-copula, con la que le colocan los sacos polínicos (o polinias) a modo de banderillas, así fecundarán con ellos la siguiente flor que visiten, evitando la autofecundación.

Ademas, a diferencia de las llamativas orquídeas de Sudamérica, en Europa son pequeñas y muchas veces no sobresalen del resto del estrato vegetal mas que unos centímetros, cualquiera podría pasar al lado de ellas sin percatarse de que están ahí, con sus flores esperando la llegada de una abeja. Eso las hace mas interesantes, el que sólo alguien con la vista un poco entrenada sea capaz de darse cuenta de dónde están.

Mi sorpresa fue encontrar en un punto de la provincia de Burgos, en un recorrido de no mas de un kilómetro, todas las especies de arriba, Ophris lutea, Androrchis morada y blanca y las Orchis purpúrea y Orchis antropophora. Ademas había una gran cantidad de ejemplares de todas, con lo que las poblaciones gozan de buena salud.

Mucha información sobre las orquídeas de nuestra península la podéis encontrar en la web http://www.orquideasibericas.info/ donde ademas hay una buena selección de fotos, que yo he usado para dar con las especies que he fotografiado.

En el siguiente vídeo se observa como “engañan” las Ophris a los himenópteros que las fecundan.