Rhodas: ciudad medieval

Como estoy en Albacete por motivos laborales y me voy a pasar el mes de agosto trabajando, voy a hacer una serie de entradas centradas en Rodas, para refrescar las ideas y rememorar las vacaciones pasadas.

Hace casi un año que tuvimos la suerte de visitar la isla de Rodas (Grecia). Se acercaba el mes de agosto y estaba mirando vuelos baratos a sitios interesantes cuando descubrí un vuelo que por 60€ nos llevaría de Estocolmo a la isla, así que en cuanto comprobé que conseguir alojamiento era posible en esas fechas compramos el billete y nos preparamos para pasar 10 días en la isla.

Así que a principios del mes de agosto del año pasado (2016) nos plantamos en Rhodas. Lo primero que hay que ver (evidentemente, está sujeto a discusión) es la ciudad de Rhodas (al norte de la isla) y su impresionante ciudad medieval, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Las murallas de Rodas son el símbolo de la ciudad y fueron construidas a partir del s. XIV en adelante. Son de gran longitud, envuelven la ciudad antigua y su estado de conservación es prácticamente perfecto. Su construcción se debe a la necesidad de establecer una ciudadela dónde los cruzados pudieran hacer un alto en su camino a Tierra Santa. La ciudadela fue construida bajo la dirección de la Orden de San Juan (Caballeros Hospitalarios) alrededor del año 1500. Una de sus calles principales es la Calle de los Caballeros, dónde se situaban las tabernas que, organizadas según nacionalidades,daban alojamiento a los caballeros en su viaje. En esta calle pasearemos frente a las posadas medievales de Inglaterra, Auvernia, Italia, Francia, Provenza y de España, para llegar al final al Palacio del Gran Maestre.

Al lado encontraremos el Hospital de los Caballeros. Fue construido por Jean de Lastic en 1440 y posteriormente reformado para llegar a ser el edificio que se conserva hoy. Alberga el muy recomendable Museo Arqueológico de Rodas.

En la foto superior yo haciendo de escala. Mido poco más de 1,80m.

Como se puede comprobar en las fotos superiores, la arquitectura medieval de la ciudad es impresionante, con un estado de conservación de los edificios más representativos muy bueno. Hay que apreciar el enorme esfuerzo que hace Grecia en la conservación del patrimonio cultural.

Esto es todo por hoy.

Próximamente más rincones de Rhodas.

 

Anuncios

Gamla Uppsala

Gamla Uppsala es el emplazamiento original de la ciudad de Uppsala. Gamla Uppsala se encuentra en una planicie cultivada, en el valle del río Fyris (el valle era antiguamente llamado Fýrisvellir), densamente poblada en la parte sur, mientras que el norte está compuesto por granjas. Los relatos sobre Uppsala en la década de 1070 la describen como un centro de cultos paganos, con el enorme Templo de Uppsala, que contenía estatuas de madera de Odín, Thor y Frey. Gamla Uppsala tenía también un gran Thing, el Thing de todos los Suecos y una feria, el Disting (la cual aún se celebra anualmente).

Más entradas sobre Suecia y sus costumbres en:

Museo Gustaviano

Skansen

Llegada a Suecia

Jánovas, el pueblo bajo el pantano

Janovas

Jánovas era un pueblo en el pirineo de Huesca, junto al río Ara. Su historia se trunca en 1951, cuando se encargó a la empresa Iberduero un proyecto hidroeléctrico en el valle del Ara que como resultado inundaría los pueblos de Jánovas, Lavelilla y Lacort entre otros. Todas estas localidades y terrenos pasarían a formar parte de la propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que destinaría parte de esa agua a la comarca de los Monegros.

A principio de 1960 aunque no habían aún comenzado las obras del pantano, comenzaba la expropiación de las tierras y casas de los habitantes del pueblo. La resistencia de algunos habitantes llevaría incluso al dinamitado de sus casas por parte del personal de Iberduero, con el beneplácito del estado franquista. Ante la negativa del gobierno de Huesca de cerrar la escuela mientras hubiera escolares en 1966 el estado nacional dispuso retirar de la escuela por la fuerza a todos los profesores y escolares. La empresa con ayuda del gobierno continuó arando los campos, talando los frutales y olivos, destruyendo las acequias y finalmente cortando la luz y el agua. La mayoría de los habitantes decidieron finalmente marcharse principalmente a Zaragoza, Barcelona y Barbastro y para 1984 se desalojó el pueblo definitivamente.

Desde principios de este siglo XXI, ante el abandono del proyecto de embalse (efectivo en 2005), se ha intentado por parte de diversas asociaciones y vecinos la recuperación del pueblo, no sin dificultades. Una piedra más en el camino es la reciente decisión de no poner en marcha el plan de recuperación hasta dentro el próximo 17 de marzo de 2017, momento en que la declaración de impacto ambiental favorable a la actuación de recuperación habrá caducado.

A mi me lleva a pensar a veces que los dedos de los mandamases del franquismo todavía siguen golpeando las mesas de los despachos de altas instituciones del estado. Cosas mías.

Muralla norte de la Alhambra

El Palacio Rojo

Hace 3 años, el mismo puente de diciembre hacíamos un viaje de unos días a Granada, a visitar la ciudad, la Alhambra, el Albaicín y demás rincones. La muralla y las torres de los palacios son de un color rojizo que cuando cae la tarde se hace todavía mas impresionante.

En esta cara se puede ver la muralla norte junto al palacio que el Emperador Carlos V mandó construir en su interior, aunque por suerte el palacio nazarí de Comares destaca con su torre en primer plano.

Sin duda un destino para volver a visitar.

El Puente del Diablo

Dice un cuento de Cataluña que un pastor vendió su alma al Diablo para que le construyera un puente en un tiempo record, con el fin de que pudiera cruzar un río o un valle con su rebaño. Este cuento se repite en toda la zona y cambia el nombre del río o del valle, pero siempre hay un “pont del Diable” cerca de un pueblo que sirve para alimentar el folklore. Lo gracioso del cuento es que el Diablo no termina el puente antes del límite temporal fijado y al final el pastor (que tiene madera de abogado) se escapa sin darle el alma al Diablo y con el puente terminado.

Este puente se trata del Puente de la Constitución de 1812, que une Cádiz con Puerto Real por la zona norte (norte de Cádiz, se entiende) y que ha costado la friolera de 500 millones de euros a la administración. La introducción no es inocente. Creo que alguien pensó que podría comprar el alma de los gaditanos por un puente, y al final el puente ha quedado construido, pero el promotor se ha quedado como el Diablo, sin alma, pues ha terminado tarde algo que se debía haber abierto hace muchos años.

Puente de la constitución de 1812 nocturno

Independientemente de lo interesante que es desde el punto de vista de la ingeniería (sin duda es una gran obra) es innegable que el Puente de la Pepa, como se le conoce también, ha cambiado el aspecto de Cádiz, tanto desde el punto de vista del que está dentro, como el observador desde fuera de la ciudad como desde el que entra por primera vez.

Puente de la constitución de 1812 desde Puerto Sherry

Cádiz ahora tiene una construcción todavía mas alta que las Torres de Puntales, que con 150 metros eran impresionantes, y es que los pilares centrales tienen mas de 180 metros de altura, formando un galibo de navegación de 69 metros.

Las fotos mostradas arriba tienen en común el puente, aunque se trata de dos momentos y dos encuadres completamente distintos. Creo que la panorámica inferior es mucho mas atractiva, mucho dinamismo gracias al optimist y las velas de windsurf que había en ese momento. El paisaje completamente nuevo de la bahía es algo a lo que nos tendremos que acostumbrar.

Breve visita a Copenhague

A veces pasa que tenemos que hacer una escala entre dos vuelos de avión. Eso que en principio es para quedarse en el aeropuerto aburrido y viendo tiendas se puede hacer mucho mas llevadero si tienes la suerte de que haya una ciudad interesante a escasos 20 minutos de la terminal de embarque. El pasado 8 de junio llegué a Copenhague con algo mas de 3 horas de tiempo entre la llegada de mi vuelo (desde Estocolmo) hasta que pude coger uno a Madrid. Como tenía una maleta de mano decidí meterla en una consigna y desplazarme en metro hasta el centro de la ciudad, la estación de Kongens Nytorv y desde allí moverme para ver, al menos Nyhavn, el palacio de Amalienborg, y la famosa estatua de La Sirenita. He de reconocer que salvo un momento frente a esta última, no descansé mas de 5 minutos parado, pero es el precio a pagar por ver tanto en tan poco tiempo.

Las imágenes están ordenadas según el itinerario que seguí. Podéis seguirlas desde arriba a izquierda hacia abajo, terminando con la que tiene la camioneta azul turquesa.

Y para entender mejor la visita, aquí comparto un mapa con mi recorrido:

Mapa Copenhague

Bueno, ya se que no es una visita exhaustiva a todo lo que puede dar de sí Copenhague, de hecho me he saltado cosas tan insignes como el barrio de Christiania, Strøget o el Tívoli, pero para abrir boca ya me sirve. Habrá que volver en breve, y espero que con una guía particular que me enseñe los mejores sitios para ver, comer y disfrutar.