Mantis religiosa

Mantis religiosa

Este pariente lejano de las cucarachas es a menudo llamado “muerte” en la Mancha y en la zona de Hellín, Albacete. En otros sitios además de “mantis religiosa” se le conoce como “caballito del diablo”, aunque no hay que confundirlo con los ejemplares del grupo de los zigópteros que solemos ver por los ríos en verano. A pesar de ser un depredador agresivo y muy voraz no es nada peligroso para los humanos, ni siquiera posee veneno. Su estrategia de caza esta basada en sus patas delanteras, raptoras, que mueven con gran destreza y velocidad, llegando a cazar moscas en vuelo.

Linneo describió en 1758 esta especie Mantis religiosa, aunque existen muchas subespecies. Su distribución es muy amplia y aunque se trata de animales esquivos se les puede ver paseando por el campo en casi cualquier época del año.

Anuncios

Otro caballito del diablo

C haemorroidalis

Otro de los caballitos del diablo del río Tajo (anteriormente publiqué uno azul).

Los odonatos (Zygoptera y Anisoptera) son un indicador de la salud de los ríos. Recientemente estuve en una comunicación en que se hablaba de la importancia de preservar no solo la diversidad específica de odonatos, si no de géneros y familias, incluso por encima de las especies. Es un concepto muy interesante en el que se trata de poner en valor por ejemplo, un sistema de 10 especies no emparentadas frente a uno de 10 especies inscritas a un mismo género.

Caballito del Diablo Azul

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Macho de Calopteryx splendens xanthostoma, encontrado en el río Tajo, cerca del pueblo de Ocentejo (Guadalajara).

Ahora que llega el verano (o al menos las temperaturas altas), apetece volver a meterse casi por completo en los ríos a buscar bichejos. Además me gusta mucho como se ve el reflejo del animal en el agua, siempre es algo interesante en una foto.

Para quienes dudan si es una libélula o un caballito del diablo, el principal elemento diagnóstico entre las libélulas (anisóptera) y los caballitos del diablo (zygoptera, el amigo de la imagen) es la posición de los ojos. Si están separados, a cada lado de la cabeza, es un caballito del diablo. Si están juntos, pegados, son libélulas. También podemos distinguirlas si estamos mas lejos por la forma de dejar las alas en reposo: si las dejan levantadas (como la imagen) serán del grupo zygoptera, si las dejan de forma horizontal, serán anisóptera, libélulas. Por supuesto que hay muchas mas diferencias, tanto fisiológicas como de comportamiento, pero sólo con eso ya podemos salir al campo sin miedo a confundirnos.