Musgos y hepáticas en el Calar del Mundo

Musgos del Calar

Marchantias

No puedo evitarlo. Voy por el bosque y voy buscando “lo que toque”, si es otoño intento encontrar setas, no para cogerlas si no pienso consumirlas, si no por identificarlas. Si es primavera mi vista busca flores e insectos escondidos, así como animalillos saliendo de su letargo. Si no hay nada que llame mi atención me voy a las plantas, que también tienen su encanto.

Las hepáticas (segunda foto) son un grupo de briofitos muy interesante, su morfología foliar (las “hojas” recuerdan a un hígado y de ahí su nombre y la creencia que su consumo sería beneficioso para curar las enfermedades que afectan a este. Las estructuras a modo de paraguas o seta que salen de las hojas son las productoras de esporas, unicelulares y que generarán un gametofito completo.

En la primera foto podemos ver una mezcla de musgos, los briofitos mas conocidos y en el que se observan en primer plano multitud de esporofitos, que es una de las formas del ciclo vital de estas plantas.

Las hepáticas, así como los musgos, y las antoceras carecen de tejidos vasculares, así que para obtener el agua necesaria para la fotosíntesis necesitan cogerla del medio, por eso muchas de ellas viven en zonas muy húmedas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s