Castillo de Montsoriu

Castillo de Arbúcias

 

Antes que nada debo decir que la foto ha sido modificada con Photoshop. La imagen es un mosaico de dos fotos en las que se ha enfocado tanto a los elementos mas cercanos (el castillo y la colina) y a los mas lejanos. Además y confesando lo inconfesable, aprovechando que la bruma de la imagen ofrece un fondo homogéneo se ha eliminado la grúa que aparecía sobre el castillo.

El Castillo de Montsoriu es un castillo que cierra la entrada al valle de Arbúcies y está situado en una zona de gran interés natural e histórico. Por supuesto, se encuentra dentro de los planes de protección del parque Natural del Montseny.

La foto fué tomada desde el Montseny, el macizo montañoso que a escasos kilómetros de él nos ofrece una vista espectacular de la zona circundante. Era un día de primavera y aunque mi intención original al subir al Montseny era fotografiar las cumbres nevadas no dudé en echar una mirada al campo bajo la montaña, con la buena suerte de encontrarme una fotografía cuando menos, interesante.

Parecería que la única huella humana es el castillo, cuando en realidad en los valles de las colinas que lo rodean la actividad industrial no para.

Observador

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta foto es producto de la suerte. Como muchas.

La foto fue tomada un caluroso día de julio en las proximidades de Yeste (Albacete) al lado de una carretera. El saltamontes estaba metido en un matorral, protegido del sol del exterior. Yo tenía en la mano la cámara y un objetivo de 150mm en la mano, así que no dudé en colocarlo y tratar de hacerle una foto. Todavía hacía poco tiempo que tenía en mis manos una cámara digital, así que en lugar de hacer una buena ráfaga de fotos hice apenas un par. La suerte es que una de las fotos estuvo bien enfocada y captó el momento en que los ojos compuestos del saltamontes ofrecían un cambio en la opacidad de la córnea, apareciendo ese efecto a modo de “pupila” en el ojo del animal. He de reconocer que aunque no estaba buscado el desenfoque de las antenas, redondeó la imagen al eliminar elementos de distracción del primer plano.

La fotografía la presenté en 2007 al Ier Concurso de Fotografía Científica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Alicante, dónde realicé mis estudios en Biología. La buena noticia es que conseguí el primer premio, con una dotación económica de 300€.

Nunca un saltamontes me había dado tanta alegría.

P.D. Al hilo de lo comentado en la entrada “Astucia“, los ojos le dan a los animales una intencionalidad artificial a sus actos, ¿me estaba mirando?

Tan cerca, tan lejos

Bolinia

A veces los paisajes no son anchas imágenes que nos envuelven. Este paisaje, tomado en la gaditana playa de Bolonia, está fotografiado con un teleobjetivo, lo que me permitía centrar y encuadrar las montañas que se encuentran entre Tánger y Tetuán frente a mí.

Contrasta mucho el mar azul intenso con el azul pálido del cielo, saturado de humedad por la temperatura.

Junto a estas playas se encuentra la ciudad romana de Baelo Claudia, una ciudad que demuestra las habilidades de planificación y urbanización de los romanos y que sirvió como centro neurálgico de la pesca y comercio del atún hasta el siglo III, momento en que comienza su declive a raíz de un terremoto. Recomiendo la visita, tanto a la ciudad romana como a los alrededores, que os harán sentir la naturaleza del sur peninsular y la cercanía a África como ningún sitio.

Astucia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA   Los ojos dicen mucho de una persona y de un animal. Tanto en la vida cotidiana como en una fotografía. El zorro que fotografié es un confiado zorrito que estaba sentado a un borde de la carretera. Logramos que se acercara cuando lo tentamos con un bocadillo de salchichón, acto que aproveché para hacerle una buena foto con bastante zoom. Mientras hacia fotos uno de mis amigos me capturó con su móvil mientras estaba echado sobre el suelo. Se pude ver el zorro, sin miedo, a pocos metros de mi ubicación. Merida, Maiden, Monfragüe - 141 Para terminar la entrada os dejo con otras fotos que tomé del zorro, pero que no tienen la calidad de la primera. Sin título-1

Reflejo – Pantano de Pinilla del Valle, río Lozoya

Reflejo

 

Es complicado encontrar un día de verano tan apacible que hasta las aguas de un pantano, en este caso el de Pinilla del Valle, río Lozoya, sean como un espejo.

Las nubes y las montañas se reflejaban casi perfectas sobre la superficie del agua, aunque ya era cerca de medio día y la luz empezaba a iluminar el fondo del embalse. Sobra decir que la foto ha sido girada 180º para lograr un efecto distinto, aunque desagrade a los mas puristas.

El entorno de Pinilla del Valle, en la Sierra de Madrid es un lugar estupendo para los días de verano mas calurosos que hacen casi insoportable el calor en las ciudades. Además a orillas del embalse se realizan los trabajos de excavación de varios yacimientos con restos de neandertales y que año tras año ofrecen nuevas visiones que aumentan nuestro conocimiento de la prehistoria.